Buena Alimentación

El Ovalo Nutricional de la Argentina

La nutrición saludable debe formar parte integral de nuestra vida diaria y contribuir a nuestro bienestar físico, mental y social.

El bienestar nutricional se logra consumiendo alimentos seguros que son parte de una dieta equilibrada que contiene la cantidad adecuada de nutrientes según los requerimientos de nuestro organismo.

¿Qué tenemos que saber para realizar una buena selección de alimentos?

¿Cómo lograr una alimentación balanceada y saludable?

Lo primero que tenemos que saber es que todos los alimentos son importantes, y que no se necesitan grandes cantidades de cada uno para conservar una buena salud. Entonces, a la hora de pensar en qué comer hay que tratar de que sean lo más variado posible.

Para eso, nos podemos guiar con el Ovalo nutricional de la Argentina. El mismo se creo con el objetivo de de promover la salud de su población y de prevenir enfermedades relacionadas con la alimentación, a través de una imagen grafica.

1. Comer con moderación e incluir alimentos variados en todas sus comidas

Evite saltear comidas. Empiece sus actividades con un buen desayuno
Si es posible, realice cuatro comidas diarias.
Realice actividad física placentera varias veces por semana
Se puede controlar el peso comiendo. Consulte a un profesional

2. Consumir diariamente leche, yogures o quesos (preferentemente descremados). Son necesarios en todas las edades.

La leche también puede incluirse en postres, helados, salsas blancas, agregar en purés y otras comidas.
Los que necesitan mayor cantidad de estos alimentos son los niños, los adolescentes y las mujeres.

3. Comer diariamente frutas y verduras de todo tipo y color

Trate de comer por lo menos una vez al día frutas y verduras crudas.
Cocine las frutas y verduras, preferentemente con cáscara y en trozos grandes, al vapor o al horno. Si las hierve, use poco agua.

4. Comer una amplia variedad de carnes rojas y blancas retirando la grasa visible.

Disminuya el consumo de fiambres y embutidos.

5. Preparar sus comidas con aceite preferentemente crudo y evitar la grasa para cocinar

Aumente el consumo de maníes y almendras sin salar, nueces y semillas de girasol, lino y sésamo, son fuentes de ácidos grasos esenciales.

6. Disminuir el consumo de azúcar y sal

Es recomendable consumir menos golosinas y dulces para evitar el sobrepeso y las caries.
Evite el consumo diario de gaseosas y bebidas dulces artificiales. Prefiera agua, soda y jugos naturales.
Cocine sus alimentos sin sal y condiméntelos con hiervas aromáticas o ajo para aumentar el sabor.

7. Aumentar el consumo variado de panes, cereales, pastas, harinas, féculas y legumbres

Prefiera los panes, harinas y pastas integrales, por su mayor contenido en fibra.
Modere el consumo de facturas, masas, tortas, galletitas y productos similares.

8. Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas y evitarlo en el embarazo

9. Tomar abundante cantidad de agua mineral durante el día

Lave sus manos cuidadosamente antes de tocar los alimentos.
Aumente su consumo en los días muy calurosos, o antes, durante y después de la actividad física.

10. Aprovechar los momentos de las comidas para el encuentro y dialogo con los otros.